#AgurSanMames
100 AÑOS DE HISTORIA

El viejo San Mamés, escenario de grandes alegrías y de algunas penas de fácil curación, cierra sus puertas. Si el Athletic es un sentimiento su estadio ha sido el corazón que con sus latidos ha ido marcando el devenir de una afición unida de manera singular con los jugadores de su equipo. Otras veces nuestro campo ha sido la caja torácica que acoge cuarenta mil pulmones que insuflan el aire que les falta a los jugadores. Pero sin lugar a dudas, San Mamés ha sido un espacio donde se han guardado vivencias. Puedo decir, que soy muy afortunado de haber podido presenciar el último partido de la historia de este magníco estadio el pasado 5 de junio. Fue una despedida espectacular; el partido enfrentó al Athletic Club y la Selección Bizkaia, donde no se buscaba el triunfo sino que se pretendia jugar un bonito para despedir San Mames. Hay que decir que el partido no fue muy intenso y de hecho, ganó por 0-1 la Selección Bizkaia; pero eso era lo de menos. Al fin y al cabo, pude ver saltar al campo al genios como Julen Guerrero, el veterano Dani, Orbaiz y lo más increible, el Txopo Iribar.

MARCELO BIELSA


durante el partidodespedida a lo grande